Proteína de soja texturizada

textured soy protein

Proteína de soja texturizada

Proteína de soja texturizada

¿Para qué sirve?

El proceso de extrusión (proteína de soja texturizada) ha ganado popularidad en los últimos años en la industria de alimentos. El mismo se caracteriza por ser una técnica eficiente y con múltiples ventajas en la cocción de cereales.
Por ejemplo: inactivación térmica de inhibidores y factores que alteran la digestibilidad o el gusto; interacción entre proteínas y demás ingredientes, producción de un alimento sanitariamente adecuado, alta estabilidad del almacenaje, posibilidad de dar formas y texturas diferentes, así como también proporcionar diversos sabores y colores.
En resumen, este proceso ofrece mayor versatilidad y flexibilidad de operación, permitiendo obtener productos muy variados y en forma continua.

Uno de los productos obtenidos por medio de esta tecnología y con creciente aceptación en el mercado, es la denominada soja texturizada, proteína vegetal texturizada, carne de soja o TVP, que son trozos deshidratados (de diversos tamaños según necesidad) hechos a base de harina de soja, que han pasado por el proceso de texturización, obteniendo así un alimento bajo en grasas, muy rico en proteínas, con elasticidad, ternura, jugosidad y agradable al masticar, con sabor suave y que resulta ideal como reemplazo cárnico. Siendo de éste modo utilizado para rellenos de pastas, tartas, empanadas; para elaboración de salsas, hamburguesas, albóndigas e innumerables preparaciones.

“Dada las cualidades nutricionales de la soja texturizada, su consumo es de gran ayuda para obtener proteínas, hierro y otros nutrientes críticos en dietas veganas o vegetarianas. Además, por su riqueza en proteínas y fibra, la soja texturizada sacia con facilidad sin ofrecer gran cantidad de calorías por su pobre aporte de grasas, por lo que también es buena opción si se busca perder peso”.