¿Cómo cocinar con proteína de soja texturizada?

omelette-soja-texturizada

¿Cómo cocinar con proteína de soja texturizada?

¿Cómo cocinar con proteína de soja texturizada?

La proteína de soja texturizada, PST o carne vegetal es un ingrediente muy común en la cocina vegetariana y vegana, un producto con un aspecto que nos puede resultar extraño al principio, con mucho volumen, poco peso y con un potencial culinario muy interesante.

La proteína de soja texturizada es muy fácil de conservar y por mucho tiempo. Basta guardarla en la propia bolsa bien cerrada, o en un recipiente hermético; en un lugar fresco y seco, alejado de la luz solar.

Aunque la proteína de soja texturizada deshidratada se puede comer tal cual, es decir “seca”, lo habitual es hidratarla en un líquido. Esto se puede hacer antes de la cocción o aprovechar el líquido del guiso/salsa que vayamos a preparar para hidratarla.

Hidratación

Hidratar la carne de soya antes de la cocción es sencillo y rápido. Solo hay que colocar la PST en un recipiente, cubrir con el doble de agua en volumen y en 15 minutos estará lista para ser usada. Si utilizamos agua caliente, aceleramos el proceso y ahorramos tiempo. (Si nos pasamos del tiempo de hidratación, no pasa nada!!).

soja-texturizada-hidratada

Una vez hidratada, la proteína de soja texturizada se pasa por un colador y se deja escurrir ligeramente para eliminar el exceso de líquido, pero no hay que estrujarla como si fuese una esponja (salvo que sea necesario para la receta que se vaya a hacer), porque expulsará demasiada agua y al cocinarla quedará algo seca y vacía por dentro, además de que con el calor de la cocción, sobre todo si se va a hacer frita o a la plancha, irá encogiendo y endureciéndose.

Por otro lado, una buena alternativa al agua, es hidratar la proteína de soja texturizada o carne vegetal en caldo, para que esta tome su sabor y requiera de menos condimentación. La proteína de soja texturizada absorbe el líquido y aumenta tres veces su tamaño. Si nos pasáramos con la cantidad de proteína de soja texturizada hidratada, la podemos guardar en la heladera, en un recipiente hermético, durante tres o cuatro días.

Para terminar, la carne vegetal se puede saltear con un poco de aceite de oliva, especias, hierbas, salsa de soja u otros condimentos potenciadores del sabor. O bien agregarla a alguna salsa para acompañar unas ricas pastas o un buen plato de arroz.

Vea la ficha técnica de nuestra proteína de soja texturizada